Óptica Lentes
Hipermetropia

Hipermetropía

¿Qué es la hipermetropía?

Es un defecto refractivo. En un ojo hipermétrope la imagen se enfoca detrás de la retina, por lo cual quienes la padecen pueden ver los objetos distantes, pero se les dificulta para la visión de los objetos cercanos.


¿Quiénes pueden padecerla?

Al igual que la miopía, la hipermetropía usualmente es hereditaria. Generalmente los niños son quienes más la padecen, pues el ojo está en pleno desarrollo. A medida que el niño crece (y sus ojos) se reduce el grado de hipermetropía. Al llegar a la adolescencia se detiene el crecimiento, y si todavía existe algún grado de hipermetropía, seguramente permanecerá así durante toda la vida. La cantidad de adultos hipermétropes es menor que la cantidad de niños con esta condición, pero es en todo caso considerable.


Causas

El ojo es más corto de lo normal, la imagen entonces se enfoca detrás de la retina.


Síntomas y diagnóstico

En los niños produce mala visión y también puede producir desviación de los ojos. Generalmente los padres se dan cuenta que algo anda mal por la desviación de los ojos del niño, porque se acerca mucho para ver las cosas y, en muchos casos, no hay forma de darse cuenta. De ahí la importancia de examinar periódicamente a los niños para detectar la hipermetropía tempranamente y así permitir el desarrollo adecuado de la visión.

Un adulto con hipermetropía alta tendrá visión borrosa, especialmente para las cosas cercanas. Si la hipermetropía es baja podrá ver bien de lejos aunque con un esfuerzo constante. Para la visión de cerca el esfuerzo que debe hacer será mayor y le producirá molestias como cansancio rápido y dolor de cabeza.

El grado de hipermetropía se mide en dioptrías. El examen optométrico es el que determina qué poder de lente se requiere para enfocar la imagen sobre la retina.


Tratamiento

Se han diseñado varias formas de corregirla. Entre estas se encuentran las gafas o las lentillas. En todos los casos lo que se logra es desviar el trayecto de los rayos de luz para que la imagen se enfoque adecuadamente sobre la retina.